El Grupo Socialista pedirá en el Pleno de la Diputación que la Junta no cierre unidades educativas en la provincia | El Grupo Socialista pedirá en el Pleno de la Diputación que la Junta no cierre unidades educativas en la provincia

El Grupo Socialista en la Diputación pedirá, a través de una moción que se debatirá en el Pleno de la institución provincial, que la Junta de Andalucía no suprima unidades educativas en nuestra provincia y que garantice su continuidad presente y futura “anteponiendo el beneficio del alumnado y la comunidad educativa a consideraciones de carácter económico”.

Así lo ha avanzado el portavoz socialista, Esteban Morales, que ha explicado que es necesario que la Junta “apueste por políticas que se encaminen en contra de la despoblación de los municipios cordobeses a través de la inversión y mejora de la educación pública, impidiendo la futura supresión de unidades que funcionan en este curso y apoyando los Centros Públicos Rurales”, al tiempo que ha añadido que “en nuestra provincia, al igual que en el resto de Andalucía, tiene un especial protagonismo la escuela rural para fijar población y hacer más atractivo el medio rural, bajo la amenaza constante de la despoblación, la escuela es un eje fundamental de la vida de nuestros pueblos”.

“Es imprescindible defender la Enseñanza Pública en general, y en concreto la Red de Centros Públicos en Andalucía como garante del acceso de todas las niñas y niños andaluces a una formación gratuita y de calidad y para ello no podemos permitir que se eliminen unidades educativas”, ha asegurado.

El portavoz socialista ha destacado el caso del colegio público Quercus de La Venta del Charco en Cardeña cuya comunidad educativa se ha manifestado en contra del cierre que ha anunciado la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía  “ya que esta localidad cuenta con nuevas familias asentadas en la zona y planes de expansión que, de este modo se frenaría de una forma radical, contribuyendo la despoblación del municipio, a lo que hay que sumar que la opción de desplazar el alumnado de muy corta edad en autobús y a horas muy tempranas al comienzo de la jornada lectiva, a centros educativos de Cardeña, tampoco resulta conveniente”.

Por otra parte, Morales ha anunciado que el Grupo Socialista presentará una moción para que la corporación de la Diputación inste a la Junta de Andalucía a no implantar el denominado veto parental en el sistema educativo público andaluz.

“El veto parental es una censura educativa, donde la infancia andaluza y el colectivo docente de nuestra comunidad son los grandes damnificados de una negociación opaca y secreta del Gobierno de la Junta con la derecha más radical de España”, ha asegurado Esteban Morales, que ha añadido que “la normativa educativa señala que son los docentes en el marco de la autonomía pedagógica de los centros educativos, quienes tienen la competencia para diseñar las actividades complementarias que consideren convenientes, por eso creemos que el veto parental no tiene amparo en el ordenamiento jurídico que rige el sistema educativo español y atenta contra la Constitución en sus valores y prefectos de igualdad, dignidad y tolerancia, además de contra la Convención de los derechos del niño”.