Historia | PSOE Córdoba

HISTORIA

El PSOE se funda clandestinamente en Madrid, el 2 de mayo de 1879, en torno a un núcleo de intelectuales y obreros, fundamentalmente tipógrafos, encabezados por Pablo Iglesias. Su primer programa es aprobado en una asamblea de 40 personas, el 20 de julio de ese mismo año. Es legalizado en 1881.

El PSOE de Andalucía nace en diciembre de 1977. En el Congreso de Torremolinos se crea la Federación Socialista Andaluza (FSA)-PSOE y se constituye un Comité Coordinador Regional. Durante 1978 se integran paulatinamente en dicha federación el Partido Socialista Popular de Andalucía y el Movimiento Socialista de Andalucía.

Es en el II Congreso de la FSA-PSOE, celebrado en Sevilla en diciembre de 1979, cuando la federación andaluza pasa a denominarse, por primera vez, Partido Socialista Obrero Español de Andalucía.

Algunos historiadores destacan, como uno de los pilares básicos del socialismo andaluz, el movimiento surgido en el municipio gaditano de Alcalá de los Gazules para intentar fundar la Unión de Trabajadores del Campo, que reflejaba perfectamente la simbiosis entre la ideología anarquista y la organización de lo que serán las futuras agrupaciones socialistas. Otros historiadores, en cambio, consideran que las primeras agrupaciones socialistas fueron las de Málaga y Linares, que llegaron a formar parte del I Congreso del PSOE del año 1888, celebrado el 23 de agosto. La fundación de la Agrupación de Linares tuvo lugar en 1887 y contó con la presencia del propio Pablo Iglesias.

En 1899 se consigue la primera representación institucional de las agrupaciones socialistas, cuando el PSOE consigue un acta de concejal en las elecciones municipales de Córdoba, cuya agrupación se había fundado seis años antes. El año 1892 marca otro hito en la historia del socialismo en Andalucía, cuando se celebra el III Congreso de la UGT en la ciudad de Málaga.

En los primeros años del siglo XX continúa poco a poco la implantación del socialismo en nuestra comunidad, que se consolida en el segundo decenio. En Andalucía, la representación principal se concentra en Córdoba y Jaén, dos provincias que en 1919 consiguieron la mitad de los 55.000 votos socialistas emitidos en las elecciones de ese año. En 1920, Jaén capital elige el primer alcalde socialista de Andalucía. Ese mismo año existen ya 60 concejales socialistas en 200 ayuntamientos andaluces. Once años después, en los comicios municipales de 1931, el número de ediles socialistas es de 600. En las elecciones generales de 1932, el PSOE obtuvo el acta de 40 diputados con representación en las ocho provincias andaluzas.

Con el golpe faccioso del 18 de julio de 1936, el PSOE queda reducido en Andalucía a la zona republicana de las provincias de Jaén, Málaga y Granada. Con la llegada del franquismo, en 1939, el socialismo es declarado ilegal. No obstante, desarrolla una significativa acción opositora, participando en las huelgas de los años 50 y 60 y enfrentándose a la dictadura en condiciones muy duras.

Son, precisamente, jóvenes integrantes de lo que ya empieza a ser conocido como la Federación Andaluza del PSOE los que inician la regeneración del partido. En octubre de 1974 se celebra en Suresnes (Francia) el XIII Congreso en el exilio del PSOE, del que sale elegida una nueva dirección encabezada por los andaluces Felipe González, como secretario general; Alfonso Guerra, secretario de Organización, y Manuel Chaves, Luis Yáñez y Guillermo Galeote, como vocales.

En 1977, el PSOE es legalizado y en las elecciones de ese mismo año vuelve a convertirse, tras el paréntesis de la dictadura, en el partido más representativo en Andalucía; obtiene 27 diputados, 23 senadores y más de un millón de votos. Fue el partido más votado en cinco provincias andaluzas, con una representatividad cercana al 40 por ciento del electorado andaluz. En estas elecciones generales, los socialistas andaluces no conocían otras siglas más que las del propio PSOE, sin adjetivación alguna. Es a partir de finales de año cuando la Federación Socialista Andaluza comienza a ser una realidad palpable que dos años después, en diciembre de 1979, da paso al PSOE de Andalucía.

Desde entonces, el PSOE de Andalucía ha celebrado un total de 11 congresos y un Congreso Extraordinario, y ha tenido cuatro secretarios generales. El primero de ellos, José Rodríguez de la Borbolla, al que han seguido en el cargo Carlos Sanjuán y Manuel Chaves, que ostentó la Secretaría General desde abril de 1994, cuando se celebró el VII Congreso en Granada, hasta marzo de 2010, año en el que ha sido relevado por José Antonio Griñán.

Rafael Escuredo fue elegido primer presidente de la Junta el 2 de junio de 1979. Desde entonces hemos sido la primera fuerza política andaluza y en nuestras manos han estado las riendas para que se dieran los primeros pasos de la autonomía andaluza y para que, con el apoyo y esfuerzo de la organización, se aprobara el Estatuto de Autonomía. Escuredo es sustituido por José Rodríguez de la Borbolla en 1984. Dos años más tarde, los socialistas volvemos a ganar en las nuevas elecciones autonómicas. Triunfo que se repite, una vez más, en las de 1990, donde es elegido presidente de la Junta Manuel Chaves, que se mantiene hasta 2009, tras haber revalidado el triunfo socialista en las siguientes elecciones autonómicas. Le sucede José Antonio Griñán.

En las Elecciones Autonómicas de 2012, la candidatura socialista encabezada por José Antonio Griñan obtiene 47 escaños por 50 del PP. Un pacto de izquierdas con IULV-CA le permite gobernar. En septiembre de 2013 Susana Díaz sustituye a Griñán como Presidenta del Gobierno Andaluz.

El 22 de marzo de 2015, tras la celebración de las elecciones autonómicas, el PSOE de Andalucía gana de nuevo la elecciones con el 35,43 % de los votos y 47 escaños, frente el al 26,76% y 33 escaños obtenidos por el PP. En estos comicios obtienen por primera vez representación parlamentaria Podemos y Ciudadanos. El apoyo parlamentario de este este último partido permitió el gobierno encabezado por Susana Díaz.

Las elecciones al Parlamento de Andalucía de 2018 se celebraron el 2 de diciembre para elegir a los 109 diputados de la XI legislatura del parlamento autonómico. Estas dieron otra vez la victoria al PSOE de Andalucía, pero con mayoría simple y una gran bajada de votos de los grupos de izquierda, que alimentaron a partidos como Ciudadanos. Pese a que el Partido Popular también cayó como en los anteriores comicios, consiguió pactar con Ciudadanos para su investidura con el apoyo de Vox, este último era la primera vez que entró en algún parlamento de España. Con esto, era la primera vez en la historia en la que los populares accedían al gobierno andaluz desbancando a los socialistas que gobernaban desde la restauración de la democracia.

Así pues los socialistas somos la fuerza de la mayoría en Andalucía desde las primeras elecciones autonómicas y hemos gobernado en nuestra comunidad hasta 2018.